BLOG

Un vergel en el centro de Moscú

A tan solo unos minutos del Kremlin y la plaza roja se inauguró el parque Zayadye en los terrenos en los que un día se encontraba el legendario hotel Rossiya que fue derribado en 2008. Existió un proyecto inicial de construir un nuevo hotel y un centro comercial pero con el tiempo este proyecto no se realizó y en su lugar en 2012 el ayuntamiento de Moscú acometió un nuevo proyecto para la construcción del parque Zariadie que ha sido totalmente financiado por el gobierno ruso.

El parque fue diseñado por los arquitectos americanos del estudio Diller Scofidio + Renfro, famosos por haber diseñado el High Line Park de Nueva York. El parque Zayadye rinde homenaje a la vasta flora de Rusia y reproduce las cuatro zonas climáticas que se pueden observar mientras se viaja por este país: estepa, tundra, humedales y bosques. El parque de 10,2 hectáreas alberga una gran variedad de flora nativa de todo el país, desde Kaliningrado a Siberia. En total, un millón de árboles, arbustos y pastos perennes han sido plantados.

Desde su inauguración en septiembre de 2017, el parque ha sido un rotundo éxito que acumula varios centenares de miles de visitas. Dispone de modernas estructuras como el ya famoso puente flotante sobre el rio Moskova. Un glaciar subterráneo y dos salas de conciertos con un techo totalmente de cristal.

También una serie de edificios históricos e iglesias que se encuentran en su interior o en las proximidades del parque ha sido reconstruidas y restauradas para integrarlas en el entorno paisajístico del mismo.

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios acepta el uso que hacemos de las 'cookies.

Para el funcionamiento correcto del sitio y de los procesos de compra y reservas, es necesario que su navegador tenga habilitado el uso de cookies. Saber más

Acepto